cdnUrlPath=/encuentros-discretos=cdnUrlPath

Encuentros Discretos

 

Los encuentros discretos son una opción de estilo de vida que eligen muchos hombres y mujeres casados que desean explorar las posibilidades de las citas extramaritales. Si estás pensando en serle infiel a tu pareja, posiblemente comprendas la importancia de la discreción. Los encuentros son solo la jerga actual para referirse a las citas extramatrimoniales. Para poder entender de una mejor manera este concepto, primero es importante comprender un poco la historia del adulterio o de la infidelidad. También querrás estar al tanto de toda la jerga relacionada con las citas discretas. Por eso estamos aquí para instruirte sobre algunos de los pormenores de los encuentros discretos.

Una historia breve sobre la citas discretas


Desde los comienzos de la humanidad, las personas han utilizado un sinnúmero de métodos para buscar una conexión romántica. A lo largo de la historia, aquellos en busca de aventuras discretas utilizaban cualquier herramienta de comunicación que estuviese disponible en el momento.

El concepto de cortejo, principalmente para encontrar un cónyuge, se remonta a la edad media, aunque las instituciones para matrimonios arreglados han existido durante miles de años en el seno de muchas culturas.

Las citas como las conocemos hoy en día comenzaron a cobrar forma a principios del siglo XX. Aparentemente, el término fue acuñado por primera vez en 1896 por George Ade, un columnista del diario de Chicago, que lo utilizó en un artículo para describir a un hombre desafortunado llamado Artie que se quejaba de que su novia utilizaba a otros "sujetos" para completar sus citas.(1)

Para conocer una mirada interesante sobre la historia de las citas tradicionales en los tiempos modernos, quizás quieras leer el libro de Moira Weigel, "Los trabajos del amor: el nacimiento de las citas", que fue citado en varios artículos en línea, en los que se destaca un escrito de David Brown en una reciente edición de Mental Floss.(2) en el que el autor resume los distintos tipos de citas a través de los años. Ya sea en la época de "los pretendientes", en la década de 1920 de "las vendedoras", durante la explosión de las mujeres solteras que comenzaban a trabajar en los grandes centros urbanos, en la fase de "exclusividad" del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, en la época del amor libre en los sesenta y durante la revolución sexual de los setenta, las citas han cobrado muchas formas según las costumbres de la época. Y durante cada una de estas etapas, los rituales de las citas ayudaron a moldear un número de cambios sociales. Por ejemplo, "la chica del centro comercial o la vendedora" revolucionó la industria de los cosméticos y la moda en América del Norte al alentar a las mujeres a usar maquillaje facial, que solo estaba reservado para las actrices y las "damas de compañía".

Entonces, dentro de este contexto, observemos la evolución de los encuentros discretos y cómo las tendencias actuales se comparan con las de los siglos pasados.

Una cronología de las aventuras románticas


La existencia de las citas para adultos datan de la época de los griegos y los romanos (3), pero probablemente se remonta varios años atrás hasta las sociedades o estructuras sociales basadas en algún tipo de unión marital.

Después de la creación de la imprenta en el siglo XV y el posterior surgimiento de los periódicos, los anuncios personales fueron una de las primeras herramientas utilizadas para establecer conexiones románticas.

Según un interesante artículo publicado por el Huffington Post (4), los anuncios personales comenzaron en Inglaterra en 1695, principalmente para los caballeros británicos en busca de posibles esposas.

Hacia el 1700, los hombres homosexuales utilizaban anuncios personales encriptados para conseguir pareja en una época en la que este estilo de vida contaba con la desaprobación de gran parte de la sociedad. De hecho, la homosexualidad estaba prohibida y tenía como castigo la muerte, y seguiría siendo ilegal en Gran Bretaña hasta 1967. Los homosexuales utilizaban lugares conocidos como "Casas de maricas" para sus encuentros discretos, pero siempre con el riesgo de ser arrestados, o incluso peor, de ser asesinados. Para la década de 1880, se incrementó el uso de anuncios personales para concretar encuentros románticos. Al poco tiempo, los miembros de la aristocracia europea, y eventualmente el público en general, comenzaron a utilizar los anuncios personales en los periódicos para solicitar compañía, una tendencia que pronto sería exportada a América del Norte a fines del siglo XIX y que perduraría como un pilar de las citas durante varias décadas posteriores.

La llegada de la tecnología informática en la década de 1960 ofreció opSegún este artículo, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard creó el primer servicio de citas computarizado en 1965. A fines de la década de 1990 y luego de la creación de internet, comenzaron a aparecer tablones de anuncios y salas de chat, que se utilizaban ampliamente en el mundo de las citas, incluso por aquellos que buscaban encuentros discretos.

Previo a esto, los hombres y las mujeres casados tenían opciones limitadas para contactarse con una pareja que no fuera su cónyuge. Más allá de sus círculos sociales, a principios del siglo XX, aquellos que deseaban experimentar con las citas para adultos se limitaban a tener encuentros secretos con personas con pensamientos similares o a frecuentar bares nocturnos conocidos por tener una clientela de espíritu más libre. Otros publicaban anuncios discretos en periódicos con apartados postales confidenciales para acordar encuentros ilícitos lejos de sus hogares y sus seres queridos. Sin embargo, es importante destacar que la época de "los felices años veinte" abrió paso a una actitud más relajada respecto a los pasatiempos sexuales entre adultos consensuales, particularmente en las mujeres que llevaban atuendos menos conservadores (piensa en las "flappers") y que asistían a encuentros sociales conocidos como "fiestas sexuales sin coito". Irónicamente, esta transformación social surgió casi en simultáneo con la prohibición del alcohol. O tal vez, esta distensión de las actitudes sociales respecto al comportamiento sexual surgió en parte debido a esto.(5)

Hoy en día, los sitios de citas por internet y las aplicaciones de las redes sociales les ha abierto el mundo a aquellos que buscan a esa persona especial. Y pueden hacerlo en cualquier lugar: en la privacidad del hogar, en la oficina, en el auto, en el avión o durante un viaje de negocios fuera de la ciudad, porque todo se puede lograr con un dispositivo electrónico móvil.

Un estudio reciente del Centro de Investigaciones Pew señaló que 15 % de los adultos estadounidenses ha utilizado sitios de citas en línea o aplicaciones móviles para citas. Sin embargo, la particularidad de este estudio es que el uso de servicios de citas en línea se ha casi triplicado entre los encuestados de 18 a 24 años desde 2013 y duplicado entre aquellos de 55 a 64 años de edad. En este último grupo etario, el 6 % utilizó sitios y aplicaciones electrónicas para citas en 2013 en comparación con un incremento al 12 % en 2015. Hasta recientemente, ambos sectores demográficos no habían sido históricamente usuarios preponderantes de las citas en línea.(6)

Gracias a los milenial, las tendencias en citas de hoy en día y la jerga que inspiran han creado una cultura propia. En los tiempos de Tinder, Grindr, Facebook, Instagram, Twitter y Snap veamos algunas de las categorías únicas de las citas en la era de las redes sociales.(7) Si bien estos términos pueden no referirse completamente a las citas para casados, pueden ofrecer algunos aportes sustanciosos:

Ghosting:
Te conectas con alguien, la persona derrocha todo su encanto por un tiempo y, de pronto, desaparece.
Stashing:
Un término acuñado por Ellen Scott de Metro UK(8) que hace referencia a lo que ocurre cuando tienes citas con una persona y esta te "oculta" de la familia y los amigos, de modo que solo tú ves a esa persona.
Zombieing:
Alguien con el que te conectaste y que comenzaste a frecuentar desaparece de repente y luego aparece sin previo aviso.
Bread Crumbs:
Alguien que coquetea eternamente. La persona constantemente da indicios de que andan cerca y de que están interesados, pero nunca nada se concreta.
Roaching:
La persona con la que estás saliendo sigue teniendo citas con otros sin decírtelo.

En busca del placer extramatrimonial


Si bien las herramientas y la jerga de las citas para adultos pueden haber cambiado con el paso del tiempo, las convenciones sociales respecto a las aventuras extramatrimoniales aún exigen discreción. Entonces, ¿esto qué significa para ti en la era de la conectividad infinita?

El estallido de los sitios y las aplicaciones para citas en línea brindan a las esposas infieles y a sus pares masculinos un abanico de opciones cuando se trata de organizar un encuentro discreto.

Algunos de ustedes pueden sentirse atraídos a estos sitios y aplicaciones utilizados por los milenial de hoy en día. Sin embargo, la mayoría de estos servicios están diseñados para una clientela más despreocupada y joven. Recuerda que este grupo etario goza de publicar cada aspecto de sus vidas en las redes sociales, incluso sus parejas y escapadas románticas.

Los sitios tradicionales para citas están dirigidos a encontrar potenciales cónyuges para sus usuarios y no siempre satisfacen las necesidades de aquellos que buscan relaciones casuales, sin compromiso. Alguien que está escapando del problema de tener un matrimonio sin sexo probablemente desea el máximo de privacidad al conectarse con esposas solitarias en línea. Las parejas modernas incluso están experimentando con los matrimonios abiertos o las citas poliamorosas, lo que atrae a personas que no quieren ser juzgadas.

Las páginas de citas modernas en Facebook o Twitter pueden parecer convenientes y accesibles, pero en la sociedad interconectada de hoy en día, estás muy cerca de conectarte con alguien que conoces, o incluso peor: alguien que conoce a tu familia.

En ashleymadison.com, te ofrecemos herramientas confiables y confidenciales para ayudarte a explorar el mundo de los encuentros discretos y a encontrar a la persona correcta para tus deseos y circunstancias. La vida es corta. Ten una aventura.

Traducciones:

Únete a millones de miembros y explora las posibilidades que hoy se abren ante tus ojos.

Ashley Madison uses cookies
We use cookies on this site to help provide you with the best online experience. To accept cookies, continue to use the site as normal. For more information about how we use cookies and guidance on how to manage your cookie settings, please see our Cookie Policy.