cdnUrlPath=/citas-para-adultos=cdnUrlPath

Citas para adultos

 

El concepto de hombres y mujeres comprometidos que buscan aventuras románticas fuera de su matrimonio se remonta a varios siglos atrás. La infidelidad en el matrimonio, como todos sabemos, refiere al acto de tener una relación romántica o sexual con alguien que no es el esposo, la esposa o la pareja (1), ha existido por años.

Históricamente, la mayor parte de esta actividad se le ha atribuido a los maridos descarriados. Sin embargo, las investigaciones indican que las mujeres casadas cada vez tienen más aventuras extramatrimoniales. Y esto no solo se limita a un miembro de la pareja que tiene relaciones discretas fuera del matrimonio. En algunos círculos, se practica con regularidad el poliamor - o las relaciones no monógamas consensuadas y responsables con varias parejas.(2) Según Statistics Brain, el 22 % de los hombres casados admitió haber tenido una aventura en 2016, en comparación con el 14 % de las mujeres casadas.(3)

En forma similar, un estudio de 2016 realizado por la revista Journal of Sex and Marital Therapy y citado en un artículo en línea escrito por Sara Coughlin destacó que el 21 % de los encuestados admitió haber tenido una relación abierta o no monógama al menos una vez en su vida adulta.(4)

Entonces, veamos un poco la historia de las citas para adultos y algunos otros datos sobre las aventuras que podrían interesarte antes de que nos embarquemos en el próximo capítulo de tu travesía sexual.

Las aventuras románticas y la cultura occidental

Excepto por los puritanos a comienzos del siglo XVI en Estados Unidos, solo a partir del siglo XVIII y con el surgimiento de la burguesía (o clase trabajadora) hasta la época del movimiento del amor libre de la década de 1960 y la revolución sexual de los setenta, la citas fuera del matrimonio comenzaron a ser mal vistas por la sociedad occidental. Previo a ello, las aventuras extramatrimoniales eran bastante comunes y, a menudo, alentadas entre la aristocracia. Y en culturas más antiguas, como los griegos y los romanos, el sexo extramatrimonial era todo menos un tabú y se lo concebía como algo erótico y normal. Estos conceptos fascinantes se abordan en el estudio innovador de Michel Foucault, Historia de la sexualidad, publicado en tres volúmenes entre 1976 y 1984.(5)

En su influyente trabajo, Foucault examina la teoría de la represión sexual desde fines del 1700 en adelante y la manera en que le dio forma a la concepción del sexo en los tiempos más modernos.

En su controversial libro de superventas en 2010, “Sex at Dawn: The Prehistoric Origins of Modern Sexuality” (Sexo al amanecer: los orígenes prehistóricos de la sexualidad moderna), los autores Christopher Ryan y Cacilda Jetha afirman que hasta la aparición de la agricultura y la propiedad privada hace diez mil años, los hombres y las mujeres de la prehistoria básicamente eran no monógamos y menos posesivos sexualmente. Esta teoría está registrada en una entrevista en línea en Salon por Thomas Rogers y ofrece una mirada fascinante sobre la evolución del sexo y la obsesión con la infidelidad en América del Norte en los tiempos modernos. En respuesta a una pregunta sobre las relaciones monógamas, el coautor Ryan afirma: “Todo lo que realmente esperamos es promover más tolerancia y discusiones más abiertas entre hombres y mujeres sobre la sexualidad y el matrimonio, y lograr que se entienda que el matrimonio no se trata de sexo. Es sobre cosas mucho más profundas y duraderas, especialmente si se tienen hijos. Y la insistencia de los estadounidenses en mezclar el amor con el sexo está generando un sufrimiento que consideramos trágico e innecesario”.(6)

Entonces, ¿esto explica por qué una parte significativa de mujeres y hombres casados, como así también de hombres heterosexuales, gay o bisexuales, mujeres que buscan mujeres y personas transgénero con compromiso sigue buscando la compañía de individuos fuera de la pareja principal?

Durante los últimos cientos de años, las citas para casados en la sociedad occidental han cobrado varias formas. Desde encuentros románticos discretos dentro del círculo social propio o los servicios de acompañantes profesionales durante los siglos XVIII y XIX, hasta las citas mediante anuncios personales, las fiestas sexuales sin coito, las citas poliamorosas, los moteles, las fiestas de llaves y los sitios en Internet para encontrar pareja del siglo XX, las personas siempre han encontrado la manera de escapar de los límites de la vida convencional en busca del placer erótico.

Incluso hoy en día, cuarenta años después de la publicación del primer estudio de Foucault y en medio de una de las revoluciones científicas y tecnológicas más grandes del mundo, muchos de nosotros aún estamos atados a las convenciones sociales del matrimonio. Esto quiere decir que las citas para casados o la infidelidad al cónyuge siguen demandando un cierto grado de discreción.

Y ya sea que tú seas una esposa solitaria en busca del hombre perfecto, o un hombre casado que ansía un encuentro discreto, tenemos las herramientas para ayudarte a encontrar a la persona correcta en el siglo XXI.

Las citas para casados en el era de las redes sociales

Encontrar una cita extramatrimonial en el mundo actual puede ser una posibilidad desconcertante. El número de sitios web para citas y de aplicaciones para citas extramatrimoniales puede resultar abrumador para los adultos casados en busca de encuentros discretos.

Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Snap, Grindr, Tindr y un sinnúmero de sitios web para citas en línea pueden significar más opciones, ¿pero te llevan adonde quieres estar?

A fin de cuentas, son solo opciones, no precisamente las herramientas que necesitas. Pero algo es cierto en los tiempos que corren: las citas en línea es la opción que prefiere la mayoría de los adultos que tienen citas.

Según un artículo reciente de Aaron Smith del Centro de Investigación Pew, los usuarios de citas en línea son generalmente más positivos acerca de tener citas en forma digital. En una encuesta realizada entre junio y julio de 2015, los encuestados brindaron los siguientes resultados:

  1. El 80 % de los estadounidenses que recurrieron a las citas en línea coincidieron en que es una buena manera para conocer gente.
  2. El 62 % coincidió en que las citas en línea permiten que las personas encuentren alguien más compatible ya que pueden conocerse mucho más.
  3. El 61 % afirmó que las citas en línea son más fáciles y eficientes que otras maneras de conocer gente.(7)

Solo recuerda que todos dejamos una huella cibernética. Así que si eres una mujer o un hombre casado en busca de un encuentro discreto, es posible que quieras ser selectivo al elegir qué herramienta en línea utilizar.

Si bien puedes sentirte tentado a probar los sitios y las aplicaciones que usan hoy en día los milenial, ten en cuenta que estos servicios están diseñados para una clientela más despreocupada y joven. No solo han creado su propio lenguaje específico en línea con términos como ghosting, stashing, zombieing y roaching, sino que además a este grupo etario no le molesta publicar cada aspecto de sus vidas amorosas en las redes sociales.

Los sitios convencionales para citas pueden ser útiles, pero demandan mucho tiempo. Estos sitios generalmente se basan en compatibilizar personas con potenciales parejas, no en citas. Lo que significa que pueden no satisfacer las principales necesidades de las esposas infieles o de sus pares masculinos como tú que a menudo buscan una relación casual, sin compromisos.

De manera similar, los sitios para citas como Tindr, o las páginas en Facebook o Twitter, pueden ser convenientes y brindar acceso desde tu iPhone o Android, pero no garantizan tu privacidad. Podrías estar a un clic de distancia de alguien que conoces, o incluso peor, de alguien que conoce a tu familia.

En ashleymadison.com te ofrecemos herramientas confiables y confidenciales para explorar el mundo del adulterio y te ayudamos a encontrar a la persona correcta para tus deseos y circunstancias. La vida es corta. Ten una aventura.

Traducciones:

Únete a millones de miembros y explora las posibilidades que hoy se abren ante tus ojos.

Ashley Madison uses cookies
We use cookies on this site to help provide you with the best online experience. To accept cookies, continue to use the site as normal. For more information about how we use cookies and guidance on how to manage your cookie settings, please see our Cookie Policy.